La calidad A es más fina y delgada, considerada de lujo, mientras que la C es más práctica y usada comúnmente en España.