La canela molida pierde aceites esenciales más rápidamente, reduciendo su aroma y sabor a lo largo del tiempo.